¿Conoces la bioconstrucción?

La palabra bio se ha convertido en el prefijo más utilizado en el ámbito comercial los últimos años. Lo asociamos a algo natural, aunque en muchas ocasiones tenga connotaciones diferentes. En el sector de la edificación, desde hace varias décadas es notorio, y poco a poco se va reconociendo la importancia que tiene en la actualidad.

El concepto bioconstrucción nace en los años 70 a raíz de la preocupación por la contaminación que desprendían los productos químicos debido a los materiales de construcción.

Parece que estemos hablando de algo novedoso, pero la bioconstrucción la conocemos desde hace años, aunque no era nombrada como tal. De hecho, nuestros antepasados fueron los pioneros de esta forma de construcción. Ahora, las denominamos obras realizadas de manera artesanal a aquellas viviendas construidas con tierra, piedra o madera.

Los materiales de construcción actuales son altamente nocivos. Por ejemplo, en el cemento, uno de los más utilizados hoy en día, se requiere de un elevado consumo energético para su fabricación. En cambio, en la bioconstrucción se utilizan materiales del entorno más próximo. Los más comunes son materias primas como la tierra cruda, la madera, la paja o el corcho, entre otros.

Disponemos de cal y morteros de cal

En Llorente la Esperanza somos conscientes de ello, y disponemos de materiales de construcción más naturales, como la cal y los morteros de cal. De hecho, nos hemos convertido en un referente en la provincia y limítrofes por tener este tipo de construcción.

El equipo de Llorente la Esperanza está a tu disposición para explicarte todo aquello que quieras saber sobre la bioconstrucción, e intercambiar visiones y opiniones al respecto.

Seguid atentos a nuestra página web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.